ESMASA

La Empresa de Servicios Municipales de Alcorcón (ESMASA) ha anunciado que “rompe todo diálogo con el sindicato Unión Sindical Obrera (USO) mientras mantenga como representante sindical a un trabajador que presuntamente vejó gravemente a otro de menor rango por su condición de discapacitado”. Un hecho que por el momento continúa en sede judicial.

El Ayuntamiento de Alcorcón señala que está “especialmente preocupado” por este caso. Así, desde la empresa pública aseguran que “no es lógico ni comprensible que la sección sindical mantenga en su puesto a una persona que presuntamente ha vejado y amenazado a un trabajador con discapacidad de ESMASA. El sindicato USO cuenta con todo el reconocimiento de la dirección y del equipo de Gobierno municipal, que está deseando restablecer la interlocución una vez que resuelva este asunto, que en modo alguno es coherente con la inspiración, compromiso y trayectoria de este sindicato”. Este trabajador fue expulsado de CSIF, circunstancia que fue aprovechada por USO para hacerse con la representación sindical que ostentaba.

La decisión de congelar el diálogo con el sindicato USO se produce en un momento muy importante para ESMASA, que afronta una negociación en ciernes que afectará a aspectos clave del presente y del futuro de la empresa.