pleno alcorcon

El alcalde de Alcorcón, David Pérez, ha cesado a través de un decreto al secretario general del Pleno, Gabriel Antonio Dotor Castilla. Cargo que ocupaba desde el año 2008.

Desde el Gobierno local recuerdan que “se trata de un puesto de libre designación y el alcalde podría haberle sustituido hace seis años”. En este sentido, las mismas fuentes recuerdan que esto “no solo no se ha hecho sino que jamás se ha adoptado un solo acuerdo en contra de su criterio, respetando escrupulosamente su figura”.

De esta manera justifican la decisión considerando que “era momento de hacer un cambio y se ha realizado”. Así, desde el Ejecutivo de Alcorcón equiparan esta medida “igual que en estos seis años ha habido cambios de concejales, directores, eventuales e incluso habilitados nacionales”.

La decisión de Pérez ha sido duramente criticada por los grupos municipales de la oposición, que este miércoles han presentado en la Junta de Portavoces Extraordinaria celebrada para tratar este asunto una propuesta en la que se solicitaba la revocación de este cese y la restitución del secretario general a su puesto.

“Dada la negativa del PP a aceptar esta propuesta mayoritaria de la oposición, PSOE, Ganar Alcorcón e IULV-CM solicitarán un Pleno Extraordinario en la que se propondrá esta revocación así como la reprobación del alcalde por su actitud intolerante y dictatorial en este sentido”, apuntan los tres grupos en un comunicado conjunto.

“Toda la ciudadanía ha sido testigo de cómo el secretario general del Pleno ha corregido al alcalde en diversas sesiones en la forma de dirigir y resolver los debates según determina la normativa y legislación vigente; su decisión de contradecir al acalde ha tenido una consecuencia grave para la institución: su cese a través de un decreto firmado por David Pérez”, insiste.

Finalmente, los tres grupos vuelven a recordar que Dotor Castilla “es un habilitado nacional que ejerce su función al margen del Gobierno del PP y que vela por el cumplimiento y respeto a las leyes por parte de la Corporación Municipal, si bien según parece para David Pérez esta independencia no es legítima si implica limitar la intolerancia que ejerce el alcalde en las sesiones plenarias”.