residencia alcorcon

El Defensor del Pueblo ha pedido a la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid mejoras en las residencias públicas de mayores así como más personal. La solicitud viene tras “los graves sucesos acaecidos en los últimos meses” en Arganda, donde una mujer murió tras caerse de la cama y atravesarse la pierna con una barandilla, o el de Alcorcón, donde murió otro residente y no se dieron cuenta de su ausencia hasta el día siguiente.

En opinión del Defensor del Pueblo, que se ha mostrado preocupado por la situación de las residencias, la edad de la población y la aplicación de la Ley de promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia “obligan a atender en los recursos residenciales existentes a una población que requiere cada día más apoyos y cuidados”.

“El Defensor del Pueblo comparte con el resto de los agentes implicados su preocupación sobre la urgencia de que los centros y su personal se adapten a las nuevas necesidades estructurales y de carga de trabajo”, añaden.

En la actualidad, la Institución mantiene abiertas varias actuaciones motivadas por reclamaciones de usuarios y/o trabajadores de distintas residencias públicas dependientes de la Agencia Madrileña de Atención Social (AMAS).

“Las quejas recibidas en el último año trasladan una pérdida de calidad en la atención a los mayores y escasez de personal y medios para ofrecer una atención adecuada a personas con un grado de dependencia cada vez más elevado”, ha destacado finalmente.