ordenanzas fuenlabrada

El primer teniente de alcalde, Javier Ayala, y la concejala de Hacienda de Fuenlabrada, Raquel López, han presentado la propuestas de ordenanzas fiscales del Gobierno local para 2018. Unas ordenanzas en las que “paga más el que más tiene, se incrementa la progresividad y se condiciona el gasto presupuestario a los ingresos”, ha manifestado Ayala.

Por su parte, la edil de Hacienda ha dado cuenta de las rebajas, congelaciones y subidas de impuestos que contempla la propuesta del Ejecutivo local. Y así, se plantea una reducción del 2% del Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) en el tramo municipal. Eso supone, según López, que el IBI se reduce por quinto año consecutivo “y acumula ya una reducción del 17% desde 2013”, lo que supone que en este tiempo “el Ayuntamiento ha dejado de ingresar 19 millones de euros”

El objetivo de esta rebaja, según la concejala, es “paliar y amortiguar el incremento de la ponencia de valores”, que depende del Estado, entró en vigor en 2010 y que cada año supone un aumento del 10% del valor catastral del inmueble. En 2019 está prevista una revisión del catastro, que entrará en vigor en 2020. Y además, se mantienen bonificaciones a familias numerosas  que podrán ser de hasta el 90% en función del valor catastral del inmueble.

“Si el Ayuntamiento no hubiera tocado el tipo impositivo las cuotas hubiesen sido mayores”. Eso sí, Raquel López ha significado que en el recibo real no se producirá una rebaja generalizada. Y es que en unos casos bajará, se mantendrá o subirá el pago de IBI, dependiendo de la vivienda y la base imponible.

SUBIDA “SIMBÓLICA” DEL IAE

La concejala de Hacienda también ha avanzado que el numerito del coche bajará para aquellos vehículos cuyos caballos fiscales sean inferiores a 16. Los que tengan hasta 8 caballos fiscales, tendrá un tipo de gravamen del 1%. Mientras tanto, los vehículos con caballos fiscales superiores a 16 seguirán pagando el 2%.

La propuesta de ordenanzas del Gobierno local también recoge una subida del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) del 1,7%, siendo este el quinto año consecutivo que aumenta el impuesto. López ha explicado que se trata de “una subida simbolica” que pagan más de 900 empresas de la ciudad y que se traducirá en 90.000 euros de ingresos a las arcas municipales. “Entendemos que las empresas deben ser corresponsables con la política social de la ciudad”, ha explicado la concejala.

El resto de tasas municipales y precios públicos se congelan, mientras las Plusvalías por herencia en caso de fallecimiento se pueden bonificar en el tramo municipal hasta un 95%.

Finalmente, la edil de Hacienda ha recordado que en Fuenlabrada existen “diferentes modelos de fraccionamiento del pago de impuestos” y los vecinos pueden acogerse a un plan personalizado de pago “que supone reagrupar todos los tributos y pagarlos en seis cuotas a lo largo del año”. Un modelo diferente al planteado por el PP de Fuenlabrada.