FIRMA CONVENIO ARCOPOLI (8)

El Ayuntamiento de Fuenlabrada y la Asociación ARCÓPOLI han firmado un acuerdo con coste cero a las arcas municipales por el que se pone en marcha en la ciudad el Observatorio Madrileño contra la LGTBIfobia, con el objetivo de “garantizar el derecho de toda persona a no ser discriminada por razón de su orientación sexual e identidad de género”, como ha señalado el acalde, Manuel Robles.

El acuerdo firmado este martes permitirá el desarrollo de un Servicio de Atención a Víctimas de Delitos de Odio con atención integral y específica a la víctima, así como acompañamiento personalizado y seguimiento del caso. También incluye la formación específica a los empleados públicos o el desarrollo de informes relativos a la situación de la ciudad y la realización de campañas de sensibilización a la ciudadanía.

“Quiero agradecer a Arcópoli esta iniciativa, que es un valor añadido para defender a estas personas que han sufrido cualquier tipo de discriminación por su condición sexual”, ha puntualizado Robles durante el acto.

Por su parte Ayoze Santana, de la Asociación Arcópoli, ha recordado también la importancia de denunciar ante la Policía este tipo de delitos. En este sentido, Santana ha explicado que de los 240 delitos de odio en la Comunidad de Madrid durante el año pasado solo se denunciaron un 25%.

ENCUENTROS SEXUALES

“Baños planta media del centro comercial Plaza de la Estación. Las horas bajas son las mejores ya que está más vacío el centro comercial”. Así reza un anuncio en una página de encuentros para parejas del mismo sexo. Una práctica conocida como ‘cruising’ que se está poniendo de moda también en otros centros comerciales de la zona, como por ejemplo el de Loranca o Parquesur. De hecho, existe un mapa interactivo en la susodicha página donde poder localizar puntos claves para realizar estos encuentros sexuales de forma esporádica.

Algunos vecinos se han quejado en redes sociales, en algún momento, de que esto ocurre en algunas ocasiones. Sin embargo, desde Ariete seguridad han negado tener constancia de que este tipo de prácticas se esté produciendo en el centro comercial de forma habitual o esporádica y de que, en cualquier caso, fuera esto lo que sucedió en el caso concreto, aprovechando para solidarizarse  con la pareja que denunció el acoso. Y así niegan rotundamente que se esté aplicando un programa específico desde la empresa respecto a este tipo de casos. En este sentido, insisten en que dentro del recinto está prohibida cualquier relación sexual tanto heterosexual como homosexual, y vuelven a reiterar, en el caso concreto de la pareja que denunció acoso por parte de un empleado de seguridad, que esperan que la investigación que está en curso aclare lo sucedido el pasado mes de abril.