concentracion ericsson fuenlabrada

El Ayuntamiento de Fuenlabrada mediará entre la empresa Ericsson y los propietarios de sus oficinas ubicadas en el número 8 de la calle Hungría con el objetivo de conseguir un acuerdo entre las partes que evite que se produzca el traslado anunciado hace semanas por la compañía. Así lo ha anunciado el alcalde, Manuel Robles, tras la reunión mantenida con responsables de la multinacional y la próxima semana se reunirá con los propietarios de las oficinas en las que la compañía de comunicaciones tiene su sede en Fuenlabrada.

“Existe una puerta abierta para evitar la marcha y para eso nosotros vamos a mediar con el propietario del edificio con el objetivo de intentar que Ericsson se mantenga en nuestra ciudad”, ha explicado Robles, quien ha insistido en el papel mediador del Ayuntamiento. “Ahora es el momento de conocer la posición de los propietarios de las oficinas”, ha sentenciado el alcalde.

La pasada semana, los responsables municipales ya mantuvieron una reunión con el Comité de Empresa de Ericsson en la ciudad con el objetivo de mostrarles su apoyo y trabajar conjuntamente para evitar el traslado de la compañía. Además, la pasada semana, el Pleno aprobó una moción instando a la multinacional a replantearse su marcha y mantener los puestos de trabajo en el municipio.

“Para Fuenlabrada, Ericsson es una empresa muy importante y es un valor añadido que una compañía de estas características se quede en nuestra ciudad”, ha resaltado Manuel Robles.

Los trabajadores convocados por CC.OO y UGT se han concentrado este jueves, en torno a las 14.30 horas, en la plaza de la Constitución, frente al Ayuntamiento, para mostrar su negativa a abandonar la ciudad rumbo al norte de Madrid.