El Pleno de Fuenlabrada ha aprobado por unanimidad pedir al Consorcio Regional de Transportes de Madrid la puesta en marcha de una nueva línea de autobús nocturno que conecte la ciudad con Atocha. El recorrido de esta línea deberá abarcar zonas que no estén cubiertas por la actual N-803 y deberá tener interconexión tanto con esta línea, como con la L-5 para garantizar el servicio nocturno a toda la ciudad.

La moción, suscrita por el PSOE, Ganar Fuenlabrada, Ciudadanos e IUCM-Los Verdes, y apoyada por el PP, apuesta por crear consensos con los otros grandes municipios del sur de Madrid, como Leganés, por donde atraviesa la N-803 con el objetivo de reivindicar de manera conjunta al Consorcio líneas que conecten estas ciudades entre sí.

En la actualidad, Fuenlabrada cuenta únicamente con dos líneas de autobuses nocturnos que pasan por su zona urbana: la L-5, de recorrido exclusivamente local, y la N-803, que conecta con Aluche pasando por Leganés. Por lo que no cuenta con ninguna línea directa al centro de la capital, algo que los grupos firmantes de la moción recuerdan que sí ocurre con otras ciudades de menor tamaño, que cuentan con esta conexión directa con Madrid.

El objetivo de esta petición es facilitar el transporte a los vecinos de la zona sur, concretamente de Fuenlabrada y Leganés, que trabajan de noche en la capital. Y también, a las personas que disfrutan del ocio nocturno en Madrid y evitar que cojan el coche. En este sentido, el Gobierno local ha recordado también la propuesta que ya aprobó el Pleno de crear una línea de autobuses directa con Plaza Elíptica.