La Comisión Europea ha señalado este lunes que de acuerdo al orden constitucional en España el referéndum de Cataluña de este domingo “no fue legal” y que el desafío secesionista es un asunto “interno” que tiene que ser abordado en el marco de lo que marca la Constitución.

El portavoz jefe del Ejecutivo comunitario, Margaritis Schinas, ha dicho además que “si se organizara un referéndum en línea con la Constitución española supondría que un territorio saliente se encontraría fuera de la Unión Europea”.

Así, Schinas ha querido hacer un llamamiento “a todos los actores relevantes a avanzar ahora muy rápidamente de la confrontación al diálogo. La violencia nunca puede ser un instrumento en política”.

Por otro lado, el portavoz de la Comisión Europea no ha entrado a valorar la posibilidad de iniciar el procedimiento por violación del Estado de derecho contra España (contemplado en el artículo 7 del Tratado de la UE), tal y como han pedido un grupo de eurodiputados. En todo caso, ha añadido, si la Eurocámara decide abrir tal debate, la Comisión participará “al nivel adecuado” en la discusión.

Finalmente, Schinas ha manifestado que la Comisión confía en el “liderazgo” de Rajoy para gestionar este “difícil proceso” y de hacerlo en “pleno respeto” de la Constitución española y de los derechos fundamentales de los ciudadanos que quedan consagrados en la misma.