Angel Garrido

El consejero de Presidencia y Justicia y portavoz de la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha afirmado este martes que la investigación médica sobre la mujer de 93 años fallecida en la residencia de Alcorcón revela que se prestó la atención que había que ofrecer”.

Así lo ha dicho en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno preguntada por las críticas de la familia de una anciana de 93 años que falleció en febrero en la residencia de ancianos de Alcorcón.

El Juzgado de Primera Instancia de Alcorcón ha abierto diligencias tras la denuncia de los familiares, según ha adelantado eldiario.es. Los familiares directos de la anciana han confirmado este martes que ya han ratificado la denuncia en el juzgado.

Garrido ha admitido que “desgraciadamente” se ha producido el fallecimiento de una mujer de 93 años en una residencia de Alcorcón, pero ha indicado que su estado de salud era “muy complicado”.

El consejero también ha destacado que la investigación médica ha determinado que la atención que se prestó era “la que había que ofrecer”. “No ha habido nada extraño en el fallecimiento de esta persona”, ha aseverado.

También se ha referido a la información de la ‘Cadena Ser’, que recoge el testimonio de una enfermera de la residencia de Arganda del Rey, en la que falleció otra anciana en el mes de mayo, que ha denunciado ante el juzgado que la noche del 4 de agosto trabajó toda la noche apoyada por ocho auxiliares.

A este respecto, Garrido ha mostrado “máximo respeto” a la decisión de este trabajador si considera que no se está cumpliendo la norma vigente, pero ha añadido que sí la cumplen.

Así, ha asegurado que en la Comunidad de Madrid mantienen las ratios establecidas por el Consejo Interterritorial y dentro de la actuación que se exige legalmente están “muy por encima”.

El popular ha señalado también que a veces hay accidentes y hay que investigar las causas y tomar medidas para que se pueda mejorar, pero ha defendido que se están cumpliendo las ratios del horario nocturno.