linea 5 metro

La Comunidad de Madrid ha procedido a la reapertura de la Línea 5 de Metro este domingo, con lo que se han cumplido “los plazos establecidos” después de 62 días de obras de mejora, renovación y modernación en la línea. Así lo ha explicado en un comunicado el Gobierno regional, que hasta ahora no había descartado la posibilidad de un adelanto en la reapertura de esta infraestructura como ya ocurrió con la Línea 8, cuyos trabajos finalizaron una semana antes del plazo estipulado.

Las obras de esta Línea 5 se han realizado en dos meses y el Ejecutivo autonómico ha explicado que han permitido “la modernización integral” de la misma. La Comunidad anunció la semana pasada que invertiría otros 20 millones de euros en la renovación de los trenes que circulan por ella.

La renovación de la línea ha significado la inversión de 66,5 millones de euros y los trabajos arrancaron el 3 de julio. La Comunidad fijó la fecha de apertura de la Línea 5 el 3 de septiembre para coincidir “con la vuelta de las vacaciones de la mayoría de los madrileños”.

Una de las principales actuaciones que se ha llevado a cabo ha sido la sustitución del sistema de señalización ferroviaria, que se ha transformado tecnológicamente en un sistema más moderno existente ya en otras líneas. Esta remodelación permitirá ampliar el tráfico de metro en estas vías hasta en un 44%, con el objetivo de cubrir las expectativas de demanda de viajeros de aquí a un plazo de 15 ó 20 años.

A su vez, se ha realizado la renovación de las instalaciones de alumbrado de túnel para que sea totalmente independiente y adaptado a las normativas de seguridad en vigor. Se diferenciaría entre alumbrado normal, de socorro y emergencia, garantizando la continuidad del servicio en condiciones extremas, permitiendo alumbrar el túnel en situaciones de emergencia en las que podría ser necesaria la evacuación de viajeros.

Metro de Madrid también ha instalado un sistema de radiotelefonía llamado TETRA que se usa en servicios considerados “críticos” por su relevancia. Permite trabajar a grupos de usuarios en redes privadas de comunicación. También se ha renovado los centros de tracción de Ruben Darío y Quintana, que forman parte de la red de alimentación ferroviaria de la línea.