tuning alcorcon

Policía Local de Alcorcón, Policía Nacional y Guardia Civil han desarrollado un dispositivo conjunto a lo largo de estos meses para poner fin a la concentración de vehículos ‘tuning’ que se venía realizando cada jueves en la zona de Parque Oeste y que llegaba a reunir a más de 2.000 vehículos.

Así lo han avanzado este jueves tanto el jefe de la Policía Local, Eduardo de María, como el comisario de Policía Nacional, Domingo Fernández, la concejala de Seguridad, Ana Gómez, y el alcalde de Alcorcón, David Pérez, quien ha felicitado a todas las fuerzas policiales de la ciudad por “eliminar ese problema incipiente que podría haber significado un riesgo para la seguridad”.

En este sentido, el acalde ha recordado que “toda gran concentración requiere de un protocolo donde intervienen policía y bomberos”. Así Pérez ha insistido en que “al ser espontáneo estaba al margen de toda seguridad y tenemos que velar también por las personas que estaban ahí, por si en algún momento hubiera que evacuar”. Si bien los responsables de la seguridad en la ciudad han querido dejar claro que no tienen nada en contra de la práctica del ‘tuning’ en la ciudad “siempre que esté regulado”, como ha subrayado el jefe de la Policía Local.

CONTROLES DE DROGAS Y ALCOHOL COMO MEDIDA DISUASORIA

Para acabar con este tipo de concentraciones masivas y sin ningún tipo de permiso y control, las autoridades de Alcorcón han puesto en práctica medidas disuasorias como controles preventivos de alcohol, drogas y velocidad, además de vigilar la documentación de los vehículos. “Todo empezó como una reunión hace años y la concentración llegó a aumentar a más de dos mil vehículos que venían con altavoces de gran potencia. También había personas que no tenían la documentación del vehículo en regla y todo eso propiciaba quejas de los vecinos”, ha señalado en este sentido Eduardo de María.

De esta manera y tras la labor preventiva, según el comisario de Policía Nacional de Alcorcón, “los que solían venir los jueves han dejado de hacerlo de ‘motu propio’ antes de tomar cualquier medida coercitiva”. Por su parte, la concejala de Seguridad de Alcorcón, Ana Gómez, ha apuntado en este sentido que el jueves pasado solo acudieron diez vehículos, normalizándose así la situación tanto para vecinos de Parque Oeste hartos del ruido como los seguidores del ‘tuning’.