Montakit Fuenlabrada

El Montakit Fuenlabrada despide 2017 visitando este domingo a las 12.30 horas al Barcelona en el Palau Blaugrana, un recinto donde nunca antes ha ganado y que aspira a asaltar por vez primera, lo que de paso le permitiría sellar de manera matemática su clasificación para la próxima edición de la Copa del Rey.

A cuatro partidos de que concluya la primera vuelta de la Liga Endesa, el conjunto fuenlabreño atesora el mejor balance de su historia a estas alturas, 10 victorias y 3 derrotas. Su presencia en la próxima edición copera es virtual y podría estar entre los ocho participantes incluso perdiendo los cuatro encuentros que restan antes de la cita, pero un triunfo más aseguraría su concurso de manera matemática.

Y los de Néstor Che García, que acumulan tres victorias consecutivas, sueñan con hacerlo ante el Barcelona, un rival al que como decíamos nunca ha logrado ganar en el Palau y que este curso se está mostrando más vulnerable que en temporadas anteriores (8 victorias y 4 derrotas), así que pocas veces han encontrado una coyuntura más propicia a priori para acabar con la maldición del Palau.

La empresa, en todo caso, se presenta complicada, tal y como señala Christian Eyenga, uno de los jugadores más destacados del Montakit en lo que llevamos de campaña y que sospecha que el partido de este domingo “será duro para nosotros y tendremos que estar muy centrados los cuarenta minutos para poder ganar, aunque”, puntualiza, “tenemos mucho ánimo y confiamos en que el partido sea peleado”.

El alero congoleño sostiene que la presencia de su equipo en la Copa todavía no es segura “pero estamos a un paso. Matemáticamente no está aún”, reitera, “pero yo espero que estemos ahí, la verdad”.