Rafael Pinto

El pasado 11 de noviembre de 2016, el alcalde de Pinto, Rafael Sánchez, anunció una remodelación de su Ejecutivo que afectaba a las delegaciones que mantenía la Alcaldía-Presidencia y que suponía también la creación de una Segunda Tenencia de Alcaldía. El propio regidor explicó que el motivo de estos cambios obedecían “a una causa sobrevenida y de fuerza mayor durante el desempeño de las labores y que estaba relacionada con un problema de salud”.

Ahora, un año después, el regidor ha explicado que su estado actual le permite “dar cumplimiento a su compromiso de retomar áreas cuando fuera posible”. De esta manera, Sánchez retoma las áreas de Innovación y Transparencia, cuya responsabilidad de facto ya asumió al inició su mandato y que en la actualidad llevaba la concejala Consolación Astasio. La edil incorpora a sus demás áreas una de nueva creación, denominada Administración Electrónica, que recoge, agrupa y coordina distintas competencias hasta ahora dispersas en varias áreas.

El decreto aprobado por el Ayuntamiento de Pinto entra en vigor este 2 de noviembre. A partir de entonces, el alcalde se encargará también, a través de las áreas de Innovación y Transparencia, de dirigir, desarrollar y ejecutar las acciones para la implantación de la
transparencia y la cultura de la rendición de cuentas en la organización municipal. También se ocupa de desarrollar, dirigir y ejecutar y mantener un sistema de evaluación constante de la calidad de los servicios que presta el Ayuntamiento y, del mismo modo, de dirigir y coordinar los servicios de estadística.

EL PP LO ACHACA A LA MALA GESTIÓN DE ASTASIO

Para el Partido Popular de Pinto, la asunción de competencias de Sánchez en Innovación y Transparencia “demuestra que la falta de información y documentación que sistemáticamente ha ido negándose a entregar a la oposición, tanto del Ayuntamiento como de la empresa Aserpinto -dirigidas por Astasio- finalmente le ha llevado a que sea el propio alcalde el que haya decidido asumirla”.

Los populares sostienen que “en estos dos años de legislatura, la falta de transparencia ha sido la principal seña de identidad del gobierno de Ganemos Pinto”. Y sentencian que “el propio alcalde, en su decreto, considera los cambios realizados “convenientes y necesarios”, coincidiendo en ello el Partido Popular”.