gimnasio pinto

La crisis del antiguo Pintogym continúa. Usuarios habituales del gimnasio van a emprender una “recogida de firmas contra la externalización del servicio” que prestaba desde hacía 22 años la familia Aguado en el polideportivo Sandra Aguilar y que desde el mes de octubre ha asumido la empresa Sportmadnes SL.

Si bien la iniciativa se realiza sin la aprobación de José Aguado, han sido los usuarios habituales del gimnasio quienes han tomado esta determinación a través de la recogida de firmas.

“Este era un gimnasio de barrio, de esos que ya no quedan”, exponen los precursores de la iniciativa en el documento que mostrarán a los vecinos en puntos del municipio, reiterando nuevamente que “las salas están vacías”. Este fin de semana ya intentaron recoger firmas en el campo de fútbol del Atlético de Pinto, pero por problemas de logística no pudieron y será el próximo 26 de noviembre cuando se facilite en el hall del estadio un espacio para apoyar esta iniciativa.

Este respaldo ya se está acometiendo en otros barrios de Pinto por parte de los impulsores de esta iniciativa, que ya han adelantado que el próximo fin de semana se instalarán en el Parque del Egido donde darán información del caso e intentarán aumentar el número de apoyos.

En este sentido dejan claro en el documento que “instamos a los grupos políticos a que traten de adoptar las medidas necesarias para revertir esta situación pues reparar el daño ocasionado a los trabajadores y usuarios del gimnasio es imposible” señalan, pidiendo finalmente “conciencia” para “evitar que en el futuro se repita algo similar”.