psoe-ganemos pinto

Primero comparecieron en rueda de prensa y después, en el Pleno, dieron luz verde al acuerdo. Así han escenificado el pacto alcanzado por Ganemos Pinto y el PSOE local y que supone la aprobación de inversiones financieramente sostenibles por valor de cuatro millones de euros que deben estar adjudicadas antes de que finalice el año.

El acuerdo entre la formación de Rafael Sánchez (Ganemos) y Diego Ortiz (PSOE) supone la puesta en marcha de trece medidas que incluyen: realización de cubiertas de graderíos en instalaciones deportivas como el Amelia del Castillo o el polideportivo Alberto Contador; sustitución del césped y de las pistas deportivas; reurbanización de la plaza Cristo del Calvario y aparcamiento disuasorio en calle Fuentevieja; reforma y acondicionamiento de vestuarios del estadio Amelia del Castillo; o la puesta en marcha del aparcamiento del Barrio de Buenos Aires. Una inversión, esta última, que ha enfrentado a ambas formaciones durante la legislatura.

Y es que si bien el PSOE dio la Alcaldía a Ganemos Pinto en 2015, los socialistas han sido, hasta mitad de legislatura, los más beligerantes en la oposición. Una relación de “altibajos” que ambos líderes reconocían en rueda de prensa conjunta y que, tras el acuerdo alcanzado, parece haber quedado atrás.

Así, el Pleno ha dado luz verde a todas estas iniciativas a las que se incluirán la incorporación en el último trimestre del año de otro paquete de inversiones de índole social, y una amortización anticipada de deuda consensuada, en torno a los 300.000 euros, después de que los socialistas consiguieran rebajarla del millón de euros que pretendía Ganemos.

Por otro lado, ambos partidos también han adelantado la posibilidad de que en septiembre haya un acuerdo de Presupuestos y del tipo del IBI para el próximo año, después de que el PSOE se levantara de la mesa de negociación a principios de año. La intención del Gobierno local es la de llevar una nueva propuesta al resto de grupos aunque ambos partidos ya han comenzado con reuniones “informales” para abordar los dos temas.

RECHAZO A LA MOCIÓN DE CONFIANZA

Además de este pacto de inversiones con el que PSOE y Ganemos quieren “dejar a un lado las diferencias”, el último Pleno de julio en Pinto ha servido también para escenificar la soledad del PP, que queda ahora como principal partido de la oposición. Y ello después de que ambos partidos de izquierdas se hayan unido para rechazar su moción en la que se instaba al alcalde, Rafael Sánchez, a someterse a una cuestión de confianza.