sara hernandez

Lo líos de la empresa municipal GISA saltan a los juzgados. El PP de Getafe redacta una querella que presentará en breve contra la alcaldesa de Getafe, Sara Hernández, por delitos de prevaricación, malversación de fondos públicos, cohecho, tráfico de influencias, fraude y violación de derechos fundamentales. Y ello porque en 2015, bajo la presidencia de Sara Hernández, GISA indemnizó al abogado Alberto Ganga con 60.000 euros después de trabajar “únicamente” durante 29 días en periodo de pruebas en la empresa municipal.

Los populares sospechan que Sara Hernández “urdió una presunta trama de corrupción, con apariencia de legalidad, para pagar con dinero público a Ganga”, quien “curiosamente” es el abogado de la acusación “interesada y oscura” en el procedimiento que se sigue contra los concejales del PP por el ‘caso Teatro’.

La querella del PP se extenderá a Juan Manuel Hernández, gerente de GISA, nombrado a dedo por Sara Hernández, al letrado Ganga y a la concejal exsocialista Mónica Cerdá, que en ese momento era consejera delegada de la empresa pública y que también fue representada por Ganga en sus “problemas judiciales”, lo que para el PP “evidencia la afinidad de la edil, la alcaldesa, el PSOE y Ganga”.

“VENGANZA POLÍTICA”

Para los populares se trata de una “venganza del abogado Ganga por no haber superado el periodo de prueba y que ha sido usado de forma sospechosa y al parecer ilegal” contra el PP.

Pero en una huida hacia delante, la alcaldesa presentaba esta semana en nombre de GISA una querella contra el PP por “despido improcedente” de Ganga en la pasada legislatura. Denuncia que la regidora extendía a Mónica Cerdá, antes del PSOE y ahora no adscrita, y que “presuntamente habría tomado la decisión como consejera delegada de aprobar una indemnización por este despido”. Algo que, en cualquier caso, se produjo cuando la edil estaba bajo las órdenes de Sara Hernández.

“ASUNTO TURBIO”

Por otro lado los concejales de Ahora Getafe no respaldaron la decisión de la alcaldesa y han denunciado con respecto a este caso la “falta de transparencia del Gobierno municipal” por no “haber facilitado ningún tipo de documentación”.

sara hernandez monica cerdaAhora Getafe señala que el Gobierno local convocó con menos de 24 horas de antelación el Consejo de Administración de GISA de donde salió la decisión final de Sara Hernández de presentar la querella. “El Gobierno municipal se negó a proporcionar ningún tipo de documentación y trasladó datos generales sobre este caso de contratación que, tras un dudoso proceso de selección, recibió una indemnización de 60.000 euros tras ser despedido después de un único mes de trabajo”.

En cualquier caso, la concejala de Ahora Getafe, Ana Isabel Calcerrada, ha pedido que se investigue “un asunto turbio que deseamos que se aclare lo antes posible”. Así la edil de la candidatura de Ahora Getafe apunta para Al Cabo de la Calle que “lo que está claro es que Alberto Ganga tiene o ha tenido relación con el actual Gobierno y con Mónica Cerdá”.

Desde Ciudadanos, por su parte, han echo caso omiso a este asunto y no se han pronunciado.