AYUNTAMIENTO ALCORCON

Varapalo económico para los vecinos de Alcorcón. El Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid ha condenado al Ayuntamiento de Alcorcón al pago de 15 millones de euros por la gestión económica durante los años 2010 y 2011 -cuando gobernaba el socialista Enríque Cascallana- en la Empresa de Gestión Inmobiliaria de Alcorcón (EMGIASA), hoy en concurso de acreedores y prácticamente arruinada. El motivo del fallo se basa en “las irregularidades contables” del reparo de dividendos al único accionista de la misma, el Ayuntamiento de Alcorcón, gobernado entonces por el PSOE.

En la sentencia a la que ha tenido acceso Al Cabo de la Calle, el Juzgado señala que “al tiempo de la adopción de los acuerdos y de la ejecución del primero, la concursada no cumplía contablemente en la realidad con las exigencias legales para el reparto de dividendos”.

En el año 2009, EMGIASA tenía la obligación de abonar el importe de justiprecios derivados de las expropiaciones de terrenos que luego urbanizaba (51 millones de euros) algo que no se realizó. Para el Juzgado, “en virtud del principio de prudencia contable” era deber de los entonces administradores de EMGIASA “provisionar el importe” y “solo el incumplimiento de tal exigencia contable permitió la generación de tan abultados beneficios ficticios”. Por todo ello, los magistrados condenan al Ayuntamiento de Alcorcón “a restituir a la masa las cantidades cobradas como dividendo con cargo al ejercicio 2010”.

“UN PALO MUY DURO PARA LOS VECINOS DE ALCORCÓN”

Para el alcalde de Alcorcón, David Pérez, todo se debe a que “en aquel momento el PSOE había dejado una ruina tremenda en Alcorcón, 612 millones de euros de deuda, y yo creo que ya no sabían de dónde sacar el dinero”. De ahí que paras Pérez, los socialistas “decidieron sacarlo de EMGIASA, que la quebraron absolutamente”.

De esta manera, el regidor ha manifestado que “estamos muy indignados. Ahora los vecinos tenemos que pagar 15 millones de euros por las decisiones que tomó el PSOE”. Y en este sentido, Pérez ha explicado que “no hay derecho a que porque unos señores intentaran ocultar y tapar la ruina que estaban dejando en Alcorcon, llevarán a la quiebra a esa empresa y sacaron 15 millones en dividendos que ahora se han declarado ilegales”.

Así, David Pérez ha calificado la sentencia de un “un palo muy duro para el Ayuntamiento”. Y se ha preguntado que “a ver de dónde lo sacamos. Eso hay que quitarlo de becas, ayudas a mayores, de vivienda social, cuidado a las familias. Esas decisiones del PSOE mal tomadas y abusando de Alcorcón ahora las tienen que pagar los vecinos de la ciudad”.