La Comunidad de Madrid ha cifrado en 14.000 personas las que deberían haber sido ya citadas para recibir la segunda dosis de AstraZeneca en la región, pero que no han sido llamados tras el retraso interpuesto por el Ministerio de Sanidad y la deliberación sobre si suministrar esta marca u optar por una de Pfizer.

“Tenemos 14.000 personas que deberían haberse citado para la segunda dosis. El Ministerio retrasó esa segunda cuatro semanas y tampoco sabemos con qué criterio. Es importante que en pandemia las decisiones tengan respaldo científico. Estamos esperando a que se tome la decisión y trasladarlo a la parte logística para seguir administrando vacunas”, ha expuesto el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, tras una visita al Hospital Universitario Puerta de Hierro.

Así, ha reiterado que la postura de la autonomía “sigue siendo la misma”, vacunar con segunda dosis de AstraZeneca “lo reglado por la Agencia Europea del Medicamento (EMA) y la ficha técnica” frente a la anomalía de “la vacunación heteróloga” con distintas marcas.

Entiende, además, que el consentimiento informado -que debe aprobar el Comité de Bioética- debería suministrarse a aquellos que, en el caso de poder elegir marca, optasen por una segunda dosis de Pfizer y no para los de AstraZeneca, como se deslió ayer.

“Seguimos con vacunas de AstraZeneca en congeladores y en pandemia esto no lo podríamos tolerar”, ha reprochado Escudero quien ha pedido un “pronunciamiento rápido” desde el Ministerio, que debería aclarar también “qué se hará cuando se acabe la población diana de AstraZeneca”.