Alicia Cid recuerda su infancia en Villaverde Alto, donde nació. Y como allí pasaba las tardes con sus amigas por la Iglesia de San Andrés. Le viene a la memoria “ir caminando a Parquesur cuando no nos dejaban coger el autobús, colarnos de críos en el tren a Getafe para ir a El Garaje” y un sin fin de anécdotas en el sur de Madrid.

Alicia Cid, sin embargo, se hace llamar ACIZ en los escenarios y en el panorama musical patrio. Está de estreno con su último single: Phoenix, un tema que inaugura un nuevo sonido reggae-pop con tintes electrónicos nunca escuchado en nuestro país. Y con ella hemos hablado de esta puesta de largo.

Ya está disponible en todas las plataformas tu nuevo single. ¿Cómo son las vibras que estás recibiendo con el estreno? ¿Satisfecha con el resultado?
La verdad es que estoy recibiendo muy buenas vibras. Estoy a gusto con cómo ha resultado el tema. Llevábamos mucho tiempo dándole vueltas a cómo fusionar los sonidos que más nos llegan y con Phoenix, de alguna manera, “vimos la luz”, vimos la manera de hacerlo y que sonara un estilo propio.

Creo que todos nos pasamos la vida emprendiendo proyectos, que se acaban quemando y que dan lugar a otro renacer

Un sencillo que recuerda al resurgir del ‘ave Fénix’. Seguro que con mucho significado.
Yo me he quemado y he tenido que renacer mil veces. Creo que todos nos pasamos la vida emprendiendo proyectos, que se acaban quemando y que dan lugar a otro renacer. Me encanta la capacidad de los humanos de sacar cosas positivas de las crisis. Par mí el mito del Fénix, y Phoenix hablan de eso, de la reinvención, de la resiliencia, del aguante.

En la carátula podemos ver precisamente esa figura femenina con alas, además es una obra de la artista Perditah Byrnison. ¿Cómo ha surgido esa portada?
Perditah es una artista a la que admiro desde hace tiempo y fue una maravilla trabajar con ella. Tiene un estilo muy personal y me pareció que podía conseguir transmitir lo que hace sentir la canción sin tener que adivinar el género desde la portada. ¡Y creo que lo hizo!

Con este sencillo inauguras un sonido reggae-soul electrónico que no habíamos escuchado antes en España. ¿Cómo has llegado a este sonido? ¿Cuáles están siendo tus influencias?
Bueno no creo que seamos los primeros, pero sí que nos costó encontrar productores que hicieran tanto soul como reggae, que eran las principales influencias que queríamos plasmar, y más contando con un concepto electrónico. Tanto que al final decidimos hacerlo por nuestra cuenta.

Musicalmente estoy en una etapa “antigua”: escucho muy pocas cosas hechas a partir del año 2000. En mi lista de favoritos tengo desde Ella Fitzgerald a Gil Scott-Heron, Barrington Levy, Alton Ellis, Sade, Erykah Badu o Curtis Mayfield. Me flipa la escena reggae de Nueva Zelanda donde no temen mezclar estilos.

Imagino que este single es la carta de presentación de un futuro trabajo. ¿Puedes adelantarnos algo de lo que está por venir?
Están por venir nuevas canciones y vídeos que compilaremos en un EP. Serán el resumen del trabajo de los últimos meses y seguirán siendo canciones muy influidas por el reggae y el soul, y alguna letra más cañera, a parte de alguna próxima colaboración.

En mi lista de favoritos tengo desde Ella Fitzgerald a Gil Scott-Heron, Barrington Levy, Alton Ellis, Sade, Erykah Badu o Curtis Mayfield

En este trabajo cuentas con la producción de Rayco Gil. ¿Cómo ha sido trabajar con él?
Rayco es un gran percusionista con un gran gusto musical. La producción la hemos emprendido juntos como casi todo en el proyecto, es más bien “uno más” más que un productor. Co-dirige Lalavalab, un estudio de grabación en Carabanchel, que es nuestro centro de operaciones.

Siempre se dice que para conocer bien el trabajo de un artista y enamorarse de su música, hay que verlo en directo. ¿Habrá gira?
Vamos a hacer una pequeña gira de presentación del proyecto por Ibiza. El día 12 estaremos en Chirincana; el 13 en Kumharas y el 16 en Las Dalias en la Launch Party del Rototom Sunsplash.

Es un honor podernos presentar allí, haciendo el warm-up a un artista al que admiro mucho como es Rapsusklei y en un sitio tan mágico como Las Dalias. ¡Deseando que llegue!