El pasado 1 de febrero, Ciudadanos Pinto pidió al Gobierno local aumentar el número de plazas de la Policía Local, para evitar una merma del servicio que presentan los agentes a mujeres y menores a través de una unidad espercial.

“A día de hoy están aprobadas cinco plazas de oferta de empleo público, pero quedan aún 12 sin cubrir, el Equipo de Gobierno ha preferido llevar a cabo una reestructuración que perjudica el servicio de las unidades de mujer y menores, en lugar de sacar más plazas de empleo público”, señalaba la portavoz de Ciudadanos, Nadia Belaradj.

La unidad de la Policía Local SAMUME (Servicio de Policía de Mujer y Menores de Pinto) fue creada por el Partido Popular en Pinto en 2014, cuando gobernaba Miriam Rabaneda. De ahí que también los populares vayan a llevar al Pleno una moción para que se paralice “un proceso de destrucción de este servicio que se ha iniciado con la reducción del número de agentes destinados al mismo”.

El SAMUME está especializado en el asesoramiento, protección y seguimiento de las mujeres víctimas de violencia de género. Además, se realiza un trabajo, en colaboración con los centros educativos a través de los ‘agentes tutores’, para perseguir posibles casos de abusos o maltratos en colegios e institutos, así como luchar contra el absentismo escolar.

Tanto Ciudadanos como PP han pedido al Gobierno socialista de Pinto que cualquier modificación de la estructura orgánica del actual servicio de Policía Local se lleve a cabo con el consenso de todas las fuerzas políticas, y no de forma unilateral.