El técnico de la AD Alcorcón, Fran Fernández, comparecía ante los medios para analizar el compromiso de este sábado ante el Real Zaragoza, un encuentro de altos vuelos en La Romareda para reanudar la competición y el técnico del conjunto alfarero no escondía la entidad del conunto maño, “uno de esos rivales que te complican tu plan de partido porque es capaz de mantener un buen juego con posesión y generar muchas ocasiones de gol. Habrá diferentes momenos del partido”, presagiaba, “y en unos habrá que presionar muy arriba y en otros tendremos que defender muy juntitos. Lo realmente importante es no dejar espacios a jugadores de ese nivel”.

Aunque parece evidente que la preparación ha sido de lo más atípica, Fernández sostenía que el equipo “creo que llega bien. Los jugadores están concienciados de que llega lo bueno y están deseando competir. No creo que sean once finales”, opinaba, “pero sí once partidos muy importantes. Lo que jugaríamos en tres meses lo vamos a hacer en poco más de un mes, pero LaLiga ha actuado de la mejor manera posible y lo importante es que el equipo se ha preparado muy bien”.

“No creo que sean once finales, pero sí once partidos muy importantes. Lo que jugaríamos en tres meses lo vamos a hacer en poco más de un mes”

Instalado en la décima posición, a cinco puntos de la zona de playoff, el técnico andaluz especificaba que “nuestro objetivo principal es mantener la categoría y donde se consigan puntos, bienvenidos sean. El récord está ahí”, en alusión a que la AD Alcorcón no conoce la derrota a domicilio en lo que va de curso, “y es muy meritorio porque ha competido muy bien en todos los partidos, pero aquí lo principal es conseguir los 50 puntos cuanto antes”.

Fernández recalcaba también que “en este final de competición toda la plantilla va a ser fundamental. Lo ha sido hasta ahora, pero en este tramo final muchísimo más”, reiteraba antes de apostillar que en Zaragoza esperaba “un equipo valiente y muy concentrado. El rival es muy bueno, pero nosotros no nos arrugamos ante nadie”, remarcaba.