El Ayuntamiento de Alcorcón aplicará la jornada de 35 horas presenciales para la plantilla municipal. Así se lo ha trasladado la alcaldesa, Natalia de Andrés, a los representantes sindicales tras mantener varias reuniones.

“Nuestro objetivo es consolidar los derechos de los trabajadores municipales y crear las condiciones más idóneas para que puedan desarrollar su trabajo desde el reconocimiento a su labor diaria y con garantías para que los servicios públicos se presten de forma adecuada”, ha dicho el concejal de Recursos Humanos, Daniel Rubio.

Rubio ha añadido que “es imprescindible que los trabajadores municipales estén motivados y cuenten con garantías y recursos suficientes para desarrollar su trabajo diario y ofrecer unos servicios públicos de calidad”.

DESFUNCIONARIZACIÓN

Por otro lado, el Gobierno municipal ha iniciado gestiones para agilizar la aplicación de las sentencias relativas al proceso de desfuncionarización llevado a cabo por David Pérez y que tumbaron los tribunales.

Según estas sentencias judiciales, las cotizaciones sociales aplicadas durante este proceso de desfuncionarización fueron mayores que las que se deberían haber aplicado si los afectados hubieran mantenido su condición de funcionarios.

“Se estimaba una deuda de 600.000 euros con el Ayuntamiento en función de estos cobros por encima de lo establecido una vez los juzgados avalan la condición de funcionarios de los trabajadores afectados. Esta cantidad se había compensado con una aplicación de los aplazamientos de los seguros sociales”, ha señalado Rubio.

No obstante, ha añadido que, “a día de hoy, tras las últimas gestiones realizadas, la Seguridad Social reconoce además una deuda con este Gobierno de 1.755.000 euros que, si no hubiéramos reclamado recientemente, hubiera prescrito posiblemente”.