Nueva polémica en Alcorcón y nuevo enfrentamiento entre PP y PSOE. Los populares han acusado a la alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, de dejar “a miles de mayores sin el servicio de cafetería y comedor en pleno verano”.

Desde el PP hacen referencia a la situación ocurrida en el centro Salvador Allende y Polvoranca, cuyo servicio de comedor ha cerrado. Ambos ofrecían comidas por cinco euros durante los 365 días del año.

“Avergüenza el actual “gobierno” municipal. Toda mi solidaridad con los mayores afectados”, ha dicho en este sentido el exalcalde de Alcorcón, David Pérez, mientras la actual portavoz de los populares, Ana Gómez, tacha de “venganza” la decisión tomada por el Gobierno municipal.

Sin embargo, el primer teniente de alcalde de Alcorcón, Daniel Rubio, ha dicho que la medida se debe a que “el servicio de restauración se prestaba fuera de la legalidad”. Y también, según Rubio, “sin abonar el canon correspondiente puesto que carecía de contrato y no estaba siendo sometido a la normativa”.

El primer teniente de alcalde añade que ya se ha reunido con los mayores afectados, que además se concentraron frente a las puertas del Ayuntamiento. Daniel Rubio les ha reiterado que “había que dejar de prestar este servicio al margen de la ley”, y que se va a abrir un nuevo proceso de adjudicación, algo que a su juicio debía haber hecho el anterior Ejecutivo.

“No suspender este servicio que se prestaba de forma ilegal hubiese significado una irresponsabilidad por parte del Gobierno municipal, la misma que llevaba demostrando el anterior Ejecutivo del PP”, ha sentenciado Rubio, que dice que “ningún mayor se quedará sin sus necesidades alimentarias cubiertas”.