ESMASA instalará 50 nuevos semáforos con sensores que los vecinos podrán activar sin contacto. Actualmente, ya se han instalado cuatro semáforos de este tipo por la zona del Tres Aguas y los 50 restantes esperan ser instalados antes del 15 de septiembre en las zonas más transitadas de Alcorcón.

El vecino sólo tiene que acercar la mano y el semáforo emitirá un sonido que avisará al peatón de su activación. Esta fórmula evitará el contacto cruzado entre peatones al no tener ya que pulsar un botón, lo que genera más seguridad en términos de salud y, a la vez, alarga la vida útil de estos dispositivos de los semáforos, al no sufrir el desgaste extra que conlleva cualquier acción mecánica.

“Los semáforos con sensores son una nueva apuesta de la empresa pública para continuar el proceso de modernización de nuestra ciudad mediante la incorporación de nuevas tecnologías”, ha dicho el presidente de ESMASA y segundo teniente alcalde de Alcorcón, Jesús Santos.

Santos ha insistido en que “la apuesta por la innovación es estratégica porque nos permite dar un mejor servicio a los vecinos a la vez que simplifica el mantenimiento de los propios semáforos. Además, nos permite incorporar las lecciones sacadas de la pandemia al diseño de nuestra ciudad, evitando el contacto físico al pulsar el botón, algo mucho más cómodo y seguro en términos de salud”.