El Ayuntamiento de Alcorcón ha advertido de que usarán “todas las herramientas a su alcance para impugnar” la decisión de la Comunidad de Madrid de suspender el convenio de financiación para las escuelas infantiles mientras dure el Estado de Alarma.

Lo harán en el caso de que el Gobierno regional mantenga su postura de no continuar subvencionando su parte correspondiente del acuerdo, dado que la “eventual falta de fondos municipales” para cubrir todo el gasto que supone el mantenimiento de los centros “hace peligrar el cumplimiento de garantizar la oferta del primer ciclo de educación infantil”.

Insisten en que esta medida tomada de forma “unilateral y a mes vencido”, y anunciada mediante “un correo electrónico”, provoca un “grave problema de financiación para las entidades locales”. Y además “perjudica seriamente a la gestión municipal, a la comunidad educativa y a las familias”.

Recuerdan además al Ejecutivo autonómico que “la competencia es regional” haciendo, por tanto, “dejadez de funciones y afectando a trabajadores del primer ciclo de educación infantil”.

Desde el Consistorio señalan que en Alcorcón hay siete escuelas infantiles y dos casas de niños de gestión indirecta a las que la Comunidad de Madrid “no está teniendo en cuenta”.

SE CUMPLE LA LEY Y YA SE AVISÓ

Fuentes del departamento que dirige Enrique Ossorio han explicado que la Ley de Contratos de las Administraciones Públicas “obliga a suspender” los contratos de gestión indirecta de los centros de educación infantil si no se presta el servicio.

“Los convenios que mantenemos prohíben pagar si no se presta el servicio y la normativa de subvenciones prohíbe abonar los cheques guardería si los niños no permanecen de manera efectiva en las escuelas”, han desgranado desde la Consejería de Educación.

A su vez, han explicado que desde la Comunidad de Madrid ya se advirtió a los ayuntamientos de que estas “eran las normas” que se deben cumplir, porque “son comunes a todos”.

“Desgraciadamente este es el escenario en la grave crisis que atravesamos. Nosotros hemos cumplido la Ley, los convenios y la normativa de subvenciones aunque sea duro”, han añadido.

Tanto Ossorio, como alcaldes del PP en la Comunidad de Madrid, han pedido lealtad a los regidores socialistas. Espero que a la Federación de Municipios de Madrid le parezca bien respetar la ley” porque lo contrario “sería inadmisible en un estado de derecho”, ha expresado el propio consejero.