Como ya han hecho Fuenlabrada y Getafe, Alcorcón va a crear una comisión con técnicos municipales para estudiar los mecanismos con los que limitar la apertura de casas de apuestas en la ciudad. La propuesta impulsada por el Gobierno del PSOE y Ganar Alcorcón ha salido adelante con la abstención de PP, Ciudadanos y VOX.

Tal y como adelantó la alcaldesa, Natalia de Andrés, partidaria de la “prohibición total” del juego tal y como ha a aprobado Fuenlabrada, se contempla instaurar un tipo de gravamen especial para este tipo de negocios. También erradicar la publicidad en espacios públicos e instar a los equipos deportivos a que no llevar en sus camisetas marcas de apuestas.

Otro de los objetivos de esta propuesta es que los locales de juego guarden una distancia entre sí de 1.000 metros. Y que esa separación sea de 500 metros con zonas infantiles y educativas u oficinas de empleo.

Además se formará a los policías municipales para realizar actividades y charlas en colegios e institutos en los que prevenir del juego a los alumnos.

La Comunidad de Madrid ya aprobó la suspensión temporal de la apertura de nuevas casas de apuestas en la región, a la espera de poner en marcha la normativa definitiva en este sentido.