El Canal de Isabel II va a acometer obras en el entorno de la calle Río Tajo a partir del miércoles, 13 de octubre, que tendrá una duración de cuatro o cinco semanas, dependiendo del avance de los trabajos.

La actuación se basa en la renovación del colector que discurre por la calle Río Tajo en su tramo comprendido por las calles Múnich y Olímpico Fernández Ochoa, procediendo al corte de la citada calle en el tramo mencionado.

De este modo, se cambiará el sentido de la calle Múnich desde calle Río Tajo hasta calle Olimpiada. La calle Río Duero mantendrá sus dos sentidos como actualmente dando la opción a los vehículos que provengan de la plaza de Ondarreta a salir por calle Río Duero hacia calle Sapporo o por la calle Olimpiada.

Por ello, la alcaldesa Natalia de Andrés ha reconocido que “somos conscientes de los problemas que esta obra puede generar en la circulación ya que durará varias semanas, por lo que pedimos disculpas a la ciudadanía, si bien hay que destacar que se trata de una obra imprescindible y que mejorará el servicio prestado en Alcorcón”.