El Ayuntamiento de Alcorcón ha aprobado un Plan de Contingencia Municipal ante la previsión de un incremento de casos de coronavirus en la ciudad, según ha anunciado la alcaldesa, Natalia de Andrés.

“Hace unos días planteamos por carta al propio consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, la necesidad de que aportar datos reales para saber cómo había afectado la pandemia al municipio, información sobre qué recursos teníamos a disposición de la ciudadanía y cuáles eran los protocolos establecidos”, ha recordado.

Según ha señalado, “ante este silencio, ya que esta carta ha sido contestada, el Gobierno municipal ha decidido diseñar un plan municipal propio que continúa con la línea de actuación que hemos realizado durante estos meses y cuyo objetivo estratégico es estar lo más preparado posible ante una posible contingencia que se pueda producir”.

Además, a través de este plan se pretende “recoger al máximo los datos epidemiológicos para poder actuar y, por otro lado, diseñar campañas y acciones concretas en materia de salud pública en función del nivel de riesgo que exista en cada momento y de los posibles escenarios”.

COLABORACIÓN

En cuanto al primer aspecto, la preparación del municipio, la alcaldesa ha señalado la importancia de “actualizar un mapa e inventario sobre los recursos y necesidades del material y sobre los espacios municipales que podemos aportar a la Comunidad de Madrid en caso de que sea imprescindible”.

En relación con el segundo ámbito, ha recordado que “en cuanto a los datos epidemiológicos, es esencial la colaboración de la Comunidad de Madrid ya que, aunque ofrece información en la web municipal, necesitamos datos más técnicos para poder avanzar con mejor criterio en este ámbito”.

CIERRE DE ESPACIOS PÚBLICOS Y BOTELLONES

Además se va a poner en marcha una campaña informativa para concienciar a la población de Alcorcón de mantener la distancia interpersonal que evite contagios.

En este sentido, Natalia de Andrés ha hecho hincapié en que los botellones están prohibidos y ahora son “potencialmente peligrosos”, por la acumulación de jóvenes.

Así ha anunciado que se cerrarán de forma temporal espacios públicos de Alcorcón, donde se realizan habitualmente “este tipo de concentraciones descontroladas”, insistiendo una vez más en la responsabilidad de los jóvenes para con los más vulnerables: los mayores.

“Debemos guardar las medidas de seguridad e higiene y las nuevas limitaciones y restricciones establecidas por la Comunidad de Madrid, como el uso obligatorio de la mascarilla y el control de aforo en las terrazas y locales de ocio”, ha subrayado la alcaldesa, que ha anunciado también la contratación de un epidemiólogo.