Alcorcón ha celebrado este martes un Pleno extraordinario sobre el Plan Permuta que el alcalde se ha visto obligado a suspender durante media hora debido al revuelo generado. Hasta dos propuestas, una de Ciudadanos y otra conjunta de PSOE y Ganar Alcorcón se han debatido en el Pleno extraordinario, con presencia de afectados y familiares.

El alcalde, David Pérez, ha llamado al orden a una de las asistentes, familiar de los afectados, que no estaba de acuerdo con cómo se estaba tratando el problema. Pérez ha acabado expulsándola por “alterar el Pleno”, según ha dicho, lo que ha provocado el enfado de quienes la acompañaban y de la oposición y ha obligado a la suspensión del acto.

El primer edil sí ha permitido que hablase la representante de los vecinos afectados, María Victoria Gutiérrez, adelantando así la intervención que estaba prevista para el final, “entendiendo que, por la edad de las personas afectadas, y por sensibilidad” era necesario hacerlo.

Gutiérrez ha aprovechado para pedir ayuda a toda la Corporación para hallar una solución real e inmediata para que estas personas “no tengan que abandonar su vivienda adaptada”. “Venimos a solicitar el apoyo que merecemos, a escuchar que podemos dormir tranquilos, que no nos van a abandonar a nuestra suerte, que este Ayuntamiento está con nosotros y que no vamos a perder las viviendas adaptadas”, ha dicho.

Del mismo modo, ha solicitado a los presentes que no se politice el asunto, “que se busquen soluciones y no culpables”, recalcando que estas viviendas adaptadas han supuesto a los vecinos “una gran satisfacción, una gran ayuda, y una alegría por saber que viven en una sociedad que les preocupa por ellos” y recordando “que nadie les ha regalado nada” ya que ellos cumplieron con las condiciones dando a cambio el uso de sus viviendas en propiedad.

“Y ahora, después de nueve años, cuando tienen más achaques y menos ganas, resulta que una resolución judicial les dice que tienen que abandonar sus viviendas adaptadas o comprarlas un precio que ya no está a su alcance”, ha puntualizado.

“NADIE SERÁ DESALOJADO DE SU CASA”

Pérez les ha asegurado que están trabajando para ello. “Lo primero que hemos hecho es pedir una aclaración a la sentencia, después la vamos a recurrir y vamos a buscar solución familia por familia”, ha subrayado.

Asimismo, ha insistido en que han hablado con la administración concursal para que, “incluso, en el peor de los supuestos que es que esa sentencia sea firme nos permitan tener los meses necesarios para que las familias consigan vender sus casas en propiedad y comprar otras adaptadas”; pero que, en ningún caso, “se verán desalojadas de su casa”.