espiritu ermua alcorcon

Alcorcón ha inaugurado este martes la calle Espíritu de Ermua con el que se conocerá a partir de ahora al paseo ubicado en el parque de Los Castillos, convirtiéndose así en la primera ciudad de España que pone nombre a una calle recordando el movimiento que nació tras el asesinato del concejal del PP, Miguel Ángel Blanco, a manos de ETA.

“Esta es la primera calle que se dedica en una ciudad española al Espíritu de Ermua. Este hecho es muy importante ya que Alcorcón va a ser la ciudad que inicie y esperamos que luego se sumen muchas otras”, ha dicho el alcalde de Alcorcón, David Pérez, que ha presidido el acto de inauguración con la hermana de Miguel Ángel Blanco, Mari Mar Blanco, quien ha agradecido al regidor alcorconero este homenaje.

“No conozco ciudad en toda España que haya rendido en su municipio homenaje a tantas víctimas del terrorismo como Alcorcón. Este compromiso es un ejemplo a trasladar a otros muchos municipios”, explicaba Mari Mar Blanco, quien destacaba que “este paseo se convierte, sin lugar a dudas, en un símbolo de resistencia ante la utilización de la vida humana por parte de los fanáticos y de constancia a la defensa de nuestros principios y de nuestra solidaridad”.

Mari Mar Blanco: “No conozco ciudad en toda España que haya rendido en su municipio homenaje a tantas víctimas del terrorismo como Alcorcón”

Al acto también han acudido Javier Barroso, uno de los impulsores de esta iniciativa junto a Santiago Caballero, general de Brigada de la Guardia Civil. Tampoco han faltado José Luis Araujo, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Ermua; Carlos Urquijo Valdivieso, director general de Seguridad, Protección Civil y Formación de la Comunidad de Madrid, además del presidente del Movimiento contra la Intolerencia, Esteban Ibarra, y el comisario de Policía Nacional de Alcorcón, Domingo Fernández.

Este no es el único tributo que la ciudad de Alcorcón ha tenido con las víctimas del terrorismo a lo largo de estos años. Sin ir más lejos, el Centro Familiar Polivalente y de Mayores, ubicado en la calle Parque Bujaruelo, lleva el nombre de Gregorio Ordóñez, concejal del PP también asesinado por ETA. El propio Miguel Ángel Blanco da nombre al centro cultural antes conocido como Siete Ojos.

Sin olvidar el Parque Víctimas del Terrorismo ubicado en la Avenida de Lisboa. Un espacio que cuenta con el anfiteatro que, el pasado mes de diciembre de 2017, tomó el nombre de Ignacio Echeverría, el joven madrileño asesinado en los atentados del pasado verano en Londres.