Tal y como estaba previsto, PSOE y Unidas Podemos en Alcorcón han hecho valer su mayoría para municipalizar servicios en favor de ESMASA, la empresa pública encargada de la recogida de residuos y limpieza.

Esos servicios son el mantenimiento de fuentes, semáforos, las instalaciones térmicas y eléctricas de Alorcón, la recogida de vehículos de la calle o la limpieza de dependencias municipales y patios de colegios. Según el Gobierno municipal, estos servicios los hacía ya ESMASA, pero a través de encomiendas “irregulares”. Ahora lo hará directamente, basado en dos estudios presentado por la empresa municipal y que apunta, entre otras cosas, que el coste de personal será de 135,2 euros por vecino.

“Aprobamos la municipalización de varios servicios que estaban fuera de ley. Un proceso retrasado por los enredos de la oposición. A pesar de haber dos informes independientes que demuestran que ESMASA es rentable, se oponen por sistema”, ha dicho el presidente de ESMASA, Jesús Santos, que ha señalado que la alternativa de la oposición “era cerrar una empresa de más de 450 trabajadores, donde el 75% son vecinos de Alcorcón”.

CRÍTICAS DE LA OPOSICIÓN

Los tres partidos de la oposición, Ciudadanos PP y VOX, no han compartido esta euforia de Santos, y han votado en contra. De hecho Ciudadanos ha justificado su voto en contra “porque no se ha hecho un estudio serio y completo buscando la eficiencia y calidad del servicio al ciudadano”. A su juicio, “la propuesta era mejorable e ideológica”.

También el PP se ha mostrado crítico con este municipalización, insistiendo en el mensaje de que el Gobierno local “ha retorcido la ley” para terminar aprobado este punto. Y VOX ha alertado del sobrecoste que esto supondrá para la empresa pública y, por tanto, para los vecinos.