La alcaldesa de Alcorcón, Natalia de Andrés, ha anunciado que el proyecto del desarrollo de Retamar de la Huerta, que contempla la construcción de 3.500 viviendas nuevas en la ciudad, incluirá un segundo acceso para evitar problemas de tráfico. Todo ello tras haberlo acordado con los responsables de esta promoción inmobiliaria.

Se prevé que este proyecto urbanístico aumente en hasta 10.524 vecinos en la zona, justificando su “necesidad” en este sentido. “Hemos tomado una decisión de posibilitar la generación de un nuevo acceso a través de la M-50, seguramente”, ha dicho la primera edil, recalcando que el asunto “aún está siendo analizado con detalle en el ámbito técnico”.

De Andrés ha subrayado que se ha incluido tras “meses” de conversaciones con los promotores del desarrollo. De hecho, la regidora ya adelantaba en febrero que había mantenido una conversación con el alcalde de Villaviciosa de Odón -municipio con el que limitan los terrenos en su zona norte- y ambos coincidían en la necesidad de incluir nuevos enlaces.

“Nos preocupaba a los dos municipios los accesos viarios, que son completamente insuficientes, por lo que se planteó la posibilidad de hacer una modificación de los compromisos de accesos de este desarrollo de Retamar de la Huerta”, ha dicho la alcaldesa de Alcorcón, recordado que esta solución favorecerá también al barrio de Campodón.

En cuanto a los plazos, De Andrés ha informado de que aún queda pendiente “una tramitación administrativa de la herramienta del desarrollo urbanístico” y que, por tanto, aún no se puede concretar, “dado que, además, no solo depende de la Administración, sino también de cuando se vayan haciendo las presentaciones por parte de los propietarios y promotores”.