Trabajadores de la empresa municipal de limpieza de Alcorcón (ESMASA) han estado trabajando durante toda la noche del miércoles al jueves, 9 de enero, para solucionar el problema de las ratas que denunciaron vecinos de la calle Cisneros.

Desde ESMASA apuntan que los trabajos se han hecho con un sistema de aplicación de CO2 que se ha extendido a otras islas ecológicas de la ciudad en riesgo. “Esto mismo se repetirá durante los próximos días con el objetivo de prevenir situaciones similares”, informan desde la empresa, que ha procedido ha retirar los contenedores.

“A cada problema, una solución. Los vecinos de la calle Cisneros nos alertaron sobre una situación de emergencia y hemos actuado. Todavía nos queda mucho por hacer porque el problema de abandono y suciedad de las islas es estructural, pero estamos demostrando que somos capaces de responder ante las demandas vecinales”, ha señalado Jesús Santos, presidente de ESMASA.

El concejal ha expuesto que la solución ha llegado por parte de los propios trabajadores de la empresa tras haber contactado con diferentes empresas del sector que no daban soluciones inmediatas.

“Ha sido la creatividad y la experiencia de los trabajadores la que nos ha dado la solución. Ninguna empresa de desratización lo hizo. Convocamos una mesa con miembros de la plantilla que hace un año y medio presentaron la solución a la anterior Dirección y la pusimos en marcha esa misma noche. Ese es el valor del trabajo y el valor de nuestra plantilla a la que, nuevamente, quiero felicitar”, ha apostillado Santos.