El PP de Alcorcón ha pedido que se declare la ciudad como zona catastrófica, tras el paso de la borrasca Filomena. “El temporal ha asolado nuestra ciudad, dejando a su paso calles aisladas, vecinos incomunicados y cuantiosos daños materiales que supondrán la pérdida de miles de euros para familias, empresas y autónomos”, dicen los populares.

“A todo esto hay que sumar el deterioro del mobiliario urbano, vegetación, instalaciones municipales, que afectará gravemente a las arcas municipales y a la economía y desarrollo de toda la ciudad”, insisten.

En este sentido, su portavoz, Ana Gómez, recuerda que la presidenta Isabel Díaz Ayuso va a apoyar a los ayuntamientos que pidan esta declaración, indistintamente de sus signo político. Y un ejemplo es Fuenlabrada, que este mismo jueves lo aprobará en Pleno.

Este martes, Natalia de Andrés apuntaba en rueda de prensa que esta es una posibilidad que está encima de la mesa y que se valorará.