El Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid ha archivado la causa que seguía contra tres agentes de Policía Municipal de Madrid por presunto delito de odio e injurias en un chat privado con otros policías. En estas conversaciones se hacían comentarios contra la regidora de la capital, Manuela Carmena, los inmigrantes y algunos periodistas.

En un auto, el juez expone que “no se aprecian indicios racionales suficientes que permitan imputar” delitos a estos agentes, ni tampoco conducta amenazante contra el compañero, también integrante del chat, que llevó a la Justicia estos mensajes.

Entre los comentarios analizados había mensajes como ‘Hay que comenzar con las cacerías de guarros, panda hijos de puta, los moros y los que los defienden’ mientras que sobre la alcaldesa había expresiones como ‘Qué vejestorio más despreciable’.