La zona sur de Madrid en general y Arroyomolinos en particular están de enhorabuena, ya que el centro comercial Intu Xanadú acogerá una de las pruebas del Campeonato del Mundo de Motocross, que recala por vez primera en Madrid gracias a los apoyos conjuntos de la Comunidad, la Real Federación Española de Motociclismo y la Federación Madrileña de Motociclismo.

Este Gran Premio de España de MXGP será la quinta prueba del Mundial, que consta de veinte grandes premios, y tendrá lugar durante el fin de semana del 18 y 19 de abril. La organización de este Gran Premio ya trabaja en la compleja tarea de habilitar la sede arroyomolinense con la construcción de un circuito internacional, la preparación del paddock y la adaptación del espacio para acoger a varios miles de aficionados.

La organización de este Gran premio en Arroyomolinos coincide además con el enorme auge del motocross en nuestro país gracias, sobre todo a los dos títulos mundiales conseguidos por Jorge Prado en las dos últimas temporadas.

El joven piloto lucense (19 años) ya había mostrado en diversas ocasiones su deseo de que nuestro país albergase una prueba mundialista y una vez que esta posibilidad se ha hecho realidad exteriorizaba su satisfacción. “Me han dado la noticia y no me lo podía creer. Para mí es importantísimo tener una carrera en casa, rodeado por mi público”, subrayaba Jorge Prado, “y además me han comentado los detalles y tiene muy buena pinta. En mi calendario ya está marcada como una de las fechas más importante del año”, remarcaba.