Desde el pasado 8 de enero se están ejecutando las obras de reparación de las escaleras y el vallado del mirador de la avenida del Cantábrico en Arroyomolinos, una de las zonas de esparcimiento más transitadas por los vecinos. Las obras cuentan con un presupuesto de 80.000 euros y un periodo de ejecución aproximado de 40 días, según informan desde el Ayuntamiento de Arroyomolinos.

El vallado y las escaleras del mirador estaban construidos de madera que, con el paso del tiempo, las inclemencias meteorológicas y los actos vandálicos, se encontraban actualmente dañados. Por eso en 2017, la concejalía de Servicios Generales decidió elaborar el proyecto de reparación que, un año después, ha desencadenado en las obras que ya se están realizando.

Y así, la escalera de madera se va a sustituir por hormigón impreso, que tiene un periodo de vida útil mucho mayor a la madera y un menor coste en mantenimiento. Además, se sustituirán 300 metros de la actual valla de madera por otra metálica en esta primera fase de los trabajos.

La segunda fase corresponderá a la pasarela, que es la parte mejor conservada. De esta manera se mantendrá en madera y se realizarán trabajos de refuerzo y lijado. Unos trabajos, en definitiva y según el concejal del área, Jesús Piris, en los que “se ha priorizado la seguridad y la durabilidad en la elección de los materiales y el diseño del proyecto”.