“¿Se puede hacer peor?” Con esta pregunta, la Policía Local de Arroyomolinos ha relatado una intervención que realizaron durante el pasado fin de semana y que ha conllevado la denuncia a varios jóvenes del municipio.

Los agentes del turno de noche recibieron el aviso de exceso de ruido en la plaza del Acebo. Al parecer, un grupo de jóvenes se encontraba allí con música a todo volumen y gritando.

Los policías identificaron a siete chavales y a uno de ellos lo registraron. Fruto de ello, los agentes procedieron a interponer una denuncia a uno de los identificados, por portar un arma de aire comprimido; a otros dos, por no llevar mascarilla; y finalmente, otras dos denuncias más por consumo de alcohol en la vía pública.