Una patrulla del turno de noche de la Policía Local de Arroyomolinos identificó este martes, a un hombre que en ese instante estaba arrojando escombros de manera ilegal en el Camino de la Marquesa.

Los agentes le denunciaron por una infracción contra el medio ambiente, pero también han dado traslado al Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) para que ellos determinen si, finalmente, queda como infracción, o lo elevan a delito medioambiental.

En este caso, las multas previstas en las ordenanzas municipales del Ayuntamiento de Arroyomolinos oscilan desde los 602 hasta 31.000 euros. En el caso de que se trate de residuos peligrosos, en cuyo caso la cuantía oscila entre los 6.020 hasta los 301.000 euros.

REFUERZO DE LA VIGILANCIA

El Ayuntamiento de Arroyomolinos ha reforzado la vigilancia tanto en la Finca de la Marquesa, como en la zona de Las Sabinas para evitar que se produzcan vertidos ilegales.

“No vamos a permitir este tipo de situaciones y, como en este caso, a aquellos a quienes denunciemos por atentar contra nuestro medio ambiente y nuestro entorno, aplicaremos de manera inapelable y contundente las ordenanzas”, ha asegurado Ana Millán, alcaldesa de Arroyomolinos.