La Coordinadora Local de Asociaciones de Vecinos de Fuenlabrada ha remitido un escrito al Defensor del Pueblo, pidiendo amparo por el cierre de centros de salud en el municipio.

La concejala de Salud, Raquel López, ya calificó de “inexplicable” que siguieran sin abrir el centro de Parque Miraflores, cerrado en marzo, y estuviese clausurado por las tardes el de Castilla La Nueva”. Tampoco está operativo el servicio de urgencias del Centro de Especialidades El Arroyo.

Ahora las asociaciones vecinales fuenlabreñas dan un paso más y piden amparo al Defensor del Pueblo. Consideran que “estas decisiones de la Comunidad de Madrid sitúan a los vecinos en una clara desventaja en relación al resto de la región, en el caso de que se produzcan nuevos brotes de coronavirus, así como por el rastreo de contagios”.

El Gobierno municipal dice que “comparte la medida” de las asociaciones y que seguirán “luchando juntos” contra el “deterioro de la sanidad pública”. Además este martes, el alcalde, Javeir Ayala, no descartaba ninguna vía, incluso la judicial, si los centros siguen cerrados.