Las obras que se están realizando en la M-50, y que en principio pueden prolongarse hasta mayo de 2022, están provocando un enorme quebradero de cabeza a los vecinos de Perales del Río (Getafe), que a día de hoy tan solo cuentan con una vía de salida para abandonar el barrio.

La consecuencia es que cada mañana se convierte en una auténtica ‘ratonera’ para los conductores, que deben soportar atascos de más de veinte minutos para recorrer un tramo, que en condiciones normales no suele durar más de cinco.

El problema se ha agudizado, además, con el inicio de los colegios y las colas, que se inician a eso de las siete de la mañana, suelen prolongarse hasta más allá de las nueve de lunes a viernes. El nudo gordiano del atasco se sitúa en la glorieta cercana a la depuradora, donde se genera un descomunal tapón y la procesión de vehículos suele llegar hasta la rotonda del avión, cercana al Caserío de Perales.

La situación se ha agravado sobremanera porque la única alternativa viable, que es la carretera que une Perales con Getafe por el Cerro de los Ángeles, lleva cortada nada menos que nueve meses por los estragos que en su día causó el temporal ‘Filomena’.

Así las cosas, y ante la falta de soluciones hasta la fecha por parte de las dos administraciones competentes, el Ayuntamiento de Getafe y la Comunidad de Madrid, las redes sociales se han convertido en un hervidero de quejas y los vecinos han organizado una campaña de recogida de firmas a través de change.org que va ya por 1.600. Además, las denuncias proliferan a través de los medios de comunicación y, de hecho, este viernes Telemadrid ha enviado un equipo para reflejar la problemática existente en el barrio.

DOS PETICIONES URGENTES

En su petición a las autoridades competentes, los vecinos plantean dos reclamaciones con carácter prioritario. La primera de ellas es que se envíen efectivos policiales o de la Guardia Civil para regular el tráfico en la mencionada glorieta de la depuradora durante el periodo más conflictivo de la mañana. Y la otra es que se abra cuanto antes la carretera del Cerro de los Ángeles.

Puestos en contacto con el Ayuntamiento, fuentes municipales han confirmado a Al Cabo de la Calle que la reapertura de la mencionada carretera del Cerro “se producirá próximamente”, además de recordar que lo hará en unas condiciones muy especiales al tratarse de una vía pecuaria, es decir, solo podrá utilizarse en dirección Perales-Getafe y con un límite máximo de velocidad muy bajo, posiblemente 20 km/h.

Conviene recordar, además, que la Comunidad de Madrid anunció el pasado mes de junio la licitación de las obras de la rotonda de la M-301, lo que permitirá contar con un nuevo acceso a Perales. Una vez que esté completada esta actuación y disponible para los conductores, la carretera del Cerro retornará por completo a su naturaleza original sirviendo de corredor ecológico.