Este lunes, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, cargaba contra el PSOE de Ángel Gabilondo, que proponía en caso de ser presidente de la región adelantar el toque de queda a las 22.00 horas y el cierre de “sectores no esenciales” en aquellos municipios con elevada incidencia acumulada de contagios de Covid-19.

“¿Quién hubiera cerrado los bares de Fuenlabrada en estos meses? El PSOE”, se preguntaba Ayuso, reprochando la estrategia socialista con el sector hostelero. A esta cuestión respondían desde el PSOE, y más concretamente el alcalde fuenlabreño, Javier Ayala.

“Es curioso que Isabel Díaz Ayuso hable de los bares de Fuenlabrada, cuando ni siquiera se la ha visto por la ciudad en dos años”, manifestaba el primer edil, que hacía balance de las medidas impulsadas por el Ayuntamiento durante la pandemia.

“El Gobierno socialista de Fuenlabrada le ha ahorrado a la hostelería local 400.000 euros en la tasa de terrazas, ha ampliado el espacio de las mismas para que pudieran mantener su actividad, ha entregado ayudas de 400 euros a 700 autónomos y pequeños empresarios de la ciudad, y en breve aprobaremos nuevas ayudas directas”, detallaba Ayala.

El alcalde de Fuenlabrada incidía, además, en que “hemos proporcionado un servicio gratuito de desinfección de locales y entregado mascarillas y geles hidroalcohólicos”, y añadía que “hemos puesto en marcha campañas de apoyo al consumo local y creado APPs para que la clientela pueda descargar las cartas de bares y restaurantes”, reprochando que desde la Comunidad de Madrid “no ha llegado ni un solo euro”.