La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, pedirá la declaración de zona gravemente afectada por una emergencia, antes conocido como zona catastrófica, para toda la región en su conjunto.

Así lo ha avanzado en declaraciones a los medios, en Torrejón de Velasco, donde ha detallado que esta petición se abordará en el próximo miércoles en el Consejo de Gobierno, ya que los consejeros están ahora mismo evaluando los daños en sus áreas.

“Según la ley, la Comunidad cumple con los requisitos para acogerse a esta declaración. Primero porque ha sido gravemente afectada por la borrasca y esta atención supera a los propios medios disponibles de la Administración y por la paralización de los servicios públicos esenciales”, ha señalado.

En este sentido, Ayuso ha insistido en que el Gobierno regional no sólo apoyará las peticiones de los ayuntamientos de la región, sino que se pondrá a la cabeza de las reclamaciones, “porque no son solo los municipios, sino sectores como el ganadero, los agricultores, los comerciantes o los transportistas de toda la región y especialmente, en la zona del sureste”, ha dicho Díaz Ayuso.

El objetivo, ha insistido, es “juntos obtener ayudas, volver a la normalidad y recuperar lo perdido durante estos meses, en una región afectada no solo por la nevada sino por la pandemia”. “Esta ayuda es necesaria y vamos a cuidar de los municipios para que todo vuelva a la normalidad”, ha insistido la presidenta madrileña.

1.398 MILLONES DE EUROS EN DAÑOS EN LA CAPITAL

El Gobierno municipal del Ayuntamiento de Madrid ha cifrado en 1.398 millones de euros los daños causados en la ciudad tras la gran nevada del temporal ‘Filomena’.

Esta cifra, ha aseverado el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha sido calculada “en función de daños a la actividad económica y también daños a infraestructuras y bienes al Ayuntamiento” y es “estimativa”.