La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha recriminado a la izquierda madrileña que antes de criticar el contrato para labores de rastreo adjudicado al grupo Quirón, “se entere” de lo que hace el Gobierno central por coherencia.

Así lo ha indicado en redes sociales a raíz de las quejas por el lanzamiento de este contrato por importe superior de 194.000 euros para rastreadores. La presidenta regional lo compara con la contratación del Gobierno de España, a la misma empresa, para el control sanitario por el Covid-19 en los aeropuertos. En este caso, por valor de 20 millones de euros

“No pretendo que la izquierda madrileña arrime el hombro en el momento más difícil para la Comunidad de Madrid. Al menos, que antes de criticar se entere de lo que hace su propio Gobierno. Por coherencia”, ha apostillado Ayuso.

La Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid ha adjudicado un contrato por valor de casi 200.000 euros (IVA incluido) a la entidad Quirón Prevención para realizar labores de rastreo de casos de coronavirus en la región, algo que ha sido calificado de “desfachatez” por parte del CC.OO. Madrid.

Según la información recogida en el Portal de Contratación de la Comunidad de Madrid, el contrato tiene una duración aproximada de tres meses y ha sido licitado por la Dirección General de Salud Pública.

El objetivo es la realización de encuestas telefónicas para recoger variables epidemiológicas de casos de Covid-19 detectados en la Comunidad de Madrid, incluyendo, entre otras variables, los antecedentes del caso, el momento de inicio de los síntomas o las exposiciones de riesgo para la adquisición de la enfermedad y la identificación de los contactos durante el período en que haya podido ser transmisor de la enfermedad.