La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha firmado este martes, convenios para que desde el 1 de febrero, las farmacias y clínicas dentales de la región se sumen a la estrategia para frenar el avance del coronavirus, realizando test de antígenos.

Aunque ha reconocido que “hoy debería ser un día alegre para nosotros”, Ayuso ha manifestado su “más absoluta decepción y hartazgo con el Gobierno de España”. Y más en concreto, con Pedro Sánchez.

“Su papel en la epidemia más grave que se recuerda está siendo lamentable. Solo aparece para hacer propaganda y todo le da igual. Ni siente, ni padece lo que está pasando en este país”, ha dicho.

En este sentido, Ayuso ha recordado que los test en farmacias se podrían haber hecho desde el 1 de diciembre, pero el Ministerio de Sanidad tardó en dar el visto bueno una vez más, a la medida planteada por Madrid. “Me gustaría saber cuántas familias podrían haber evitado contagiar a los suyos en Navidad y en las reuniones de esta semana, cuántas personas podrían estar hoy sanas y se han visto infectadas porque no han tenido la facilidad de bajar a la farmacia de su calle, a hacerse los test”.

LA CEPA BRITÁNICA ENTRA POR BARAJAS, COMPETENCIA DEL MINISTRO ÁBALOS

La presidenta de Madrid también ha aludido a los casos de la cepa británica en España, y más concretamente en Madrid, donde empiezan a ser los contagios predominantes, tal y como avanzó el viernes el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero.

“Cuántos casos de la cepa británica se podrían haber evitado si se hubieran extremado los protocolos en Barajas, foco como siempre del origen del contagio en Madrid, como ha ocurrido en las tres olas”, ha apuntado Ayuso, recordando que desde mayo se pidió al departamento de José Luis Ábalos, ministro de Fomento, estos controles.

ELECCIONES EN CATALUÑA

Ayuso, que también ha recordado la polémica que surgió cuando Madrid repartió mascarillas FFP2 a la población, y que ahora son obligatorias en Francia y Alemania, ha hecho mención a las elecciones en Cataluña, por las que Illa ha abandonado su puesto en Sanidad, en plena tercera ola y con la vacunación parada.

“Qué hace el presidente en Cataluña mientras nos manda a los suyos a manifestarse a un hospital público, que no ha tenido el cuajo ni siquiera de visitar”, se ha preguntado la dirigente madrileña, que ha recordado como en septiembre, el Gobierno de Sanchez cerró Madrid con una incidencia acumulada de 500 casos, y ahora no lo hace en ninguna otra comunidad autónoma.

“A qué está esperando a tomar medidas más difíciles? ¿A que acaben las elecciones en Cataluña?”, ha dicho.

APOYO A LA HOSTELERÍA Y LA CULTURA

Finalmente, Isabel Díaz Ayuso ha reiterado su compromiso con la hostelería y la Cultura madrileña. “Hemos hecho lo imposible para evitar hacer cierres. Vamos a seguir hablando con la hostelería y la restauración para ampliar mejoras y convertir sus establecimientos en sitios todavía más seguros”. Mensaje que también ha trasladado al sector cultural.