La presidenta de la Comunidad de Madrid y candidata del PP a la reelección, Isabel Díaz Ayuso, ha trasladado que desconoce si lo sobres con balas que se han mandado a responsables políticos, entre ellos a ella misma, son “ciertos” pero ha remarcado que cree que estas amenazas desaparecerán cuando no se hable de ello.

“Los sobres no sé si es cierto o no, lo que sí sé es que no voy a hablar de ellos. En el momento en el que dejemos de hacerlo desaparecerán”, ha señalado preguntada por ellos en un almuerzo coloquio organizado por el Club Siglo XXI.

Ayuso visitaba además este martes Leganés, donde insistía en que “si hay algo que no quieren los líderes es darle alas a los violentos, porque si hay algo que buscan los violentos es notoriedad y publicidad”.

Así reiteró que “estamos en un momento decisivo para la historia de Madrid y de España y tenemos que estar a la altura, por eso huyo de los discursos violentos que nos dividen, nos empobrecen y no cuentan la realidad”.

Ayuso estuvo acompaña por Toni Cantó, la diputada regional Marimar Blanco, hermana de Miguel Ángel Blanco, y el líder del PP de Leganés, Miguel Ángel Recuenco, que en su intervención mandó su apoyo a los trabajadores del Hospital Severo Ochoa, tras las polémicas declaraciones del alcalde, Santiago Llorente. Además agradeció a la presidenta “que nos ha dejado respirar y comer. Ha dejado trabajar a autónomos, comerciantes y hosteleros de Leganés”.