El Ayuntamiento de Fuenlabrada instalará en el barrio de Loranca badenes, dentro de la operación ‘Calmar el Tráfico’, con el objetivo de reducir la velocidad, sobre todo en los perímetros de las avenidas del paseo de Loranca, Pablo Iglesias y Madres de Mayo.

El primero ya se ha instalado en la confluencia de la avenida Pablo Iglesias con calle de la Alegría, y en próximas fechas continuará la ubicación del resto, que estarán próximos a pasos de peatones, colegios, espacios deportivos, educativos, etc.

«Queremos limitar de esta manera en las grandes avenidas de este barrio la velocidad para prevenir la siniestralidad y garantizar mayor seguridad a los peatones», explica la concejala de la Junta de Distrito de Loranca-Nuevo Versalles-Parque Miraflores, Raquel Pérez.

Esta actuación se lleva a cabo como resultado del estudio de tráfico realizado por la Policía Local y el Área municipal de Infraestructuras y Movilidad, para buscar soluciones de calmado del tráfico, compatibles con una reducción del impacto ambiental por contaminación acústica al paso de vehículos.

Con estos resaltos, pues, se intenta reducir la velocidad con la que circulan los vehículos y dar una mayor seguridad a los viandantes y peatones, en especial a los más pequeños en sus itinerarios escolares.