Los jugadores saludan tras el partido (foto: Alba Pacheco)

La 27ª jornada de la Liga Endesa resultó tremendamente productiva para los intereses del Urbas Fuenlabrada, que no solo sacó adelante su partido contra el Surne Bilbao Basket (87-82) sino que se vio favorecido por las derrotas de la práctica totalidad de sus más directos rivales en la lucha por eludir el descenso.

Y es que salvo el Obradoiro, su rival de este próximo sábado en otra auténtica final por la permanencia, los demás adversarios por la salvación acabaron cediendo. El Zaragoza cayó ante el Joventut; el Burgos, en el derbi gallego con el Breogán; el Andorra no pudo con el Barça; y el Betis sucumbió en su propia cancha frente al UCAM Murcia.

La consecuencia es que los fuenlabreños suben hasta la 13ª plaza y comparten balance con el Obradoiro (9 triunfos y 17 derrotas). A una victoria se sitúan ahora Andorra, Burgos y Zaragoza; mientras que el Coosur Betis se queda ya a dos de distancia cuando solo restan ocho jornadas para la conclusión del campeonato.

OTRA ESTELAR ACTUACIÓN DE ZIGA SAMAR

El partido de este pasado domingo frente al Bilbao Basket resultó tremendamente competido. El ‘Fuenla’ fue mejor, sobre todo en la primera mitad, pero los de Mumbrú lograron meterse de lleno en el encuentro gracias a su superioridad en el rebote ofensivo. En el igualado final del encuentro, los locales tuvieron una mejor lectura y la figura de Ziga Samar resultó fundamental con un triple y varias decisiones acertadas que determinaron la victoria final.

La evolución del base esloveno, de 21 años, está siendo espectacular conforme avanza la competición y frente al Bilbao Basket firmó otra actuación estelar (16 puntos, 2 rebotes y 5 asistencias), bien secundado por otro gran partido de Ristic (23 puntos y 10 rebotes) y la habitual productividad anotadora de Obi Emegano (17 puntos).

Josep María Raventós se congratulaba a la conclusión del encuentro por una victoria que vale su peso en oro y decía tener al equipo «muy contento y con muchas ganas de que llegue el sábado que viene para jugar otro partido a cara o cruz», en alusión al mencionado duelo que tendrá lugar de nuevo en el Fernando Martín frente a los de Moncho Fernández.