Marko Popovic dice adiós. El talentoso jugador croata del Montakit Fuenlabrada ha esperado al día después de que el equipo fuenlabreño certificase su permanencia en la Liga Endesa para anunciar su retirada del baloncesto profesional. Lo hace a punto de cumplir los 37 años y tras una brillantísima trayectoria en clubes de prestigio de media Europa.

“Objetivo cumplido. Ahora a disfrutar de los dos últimos partidos y despedirse de este bonito deporte”, ha anunciado Popovic, que se vestirá por penúltima vez de corto en un compromiso oficial este fin de semana en la cancha del Baxi Manresa y que a buen seguro tendrá una despedida muy especial de la afición fuenlabreña el próximo domingo 26 de mayo, día en que el que el Montakit echa el cierre a la temporada en casa ante el Iberostar Tenerife y Marko a una brillantísima carrera en el mundo de la canasta.

En sus cuatro temporadas en las filas del Montakit Fuenlabrada se ha convertido en un auténtico referente no solo para sus compañeros sino también para la hinchada. En lo que va de curso, y pese a sus problemas físicos, ha disputado 22 encuentros en los que ha promediado 9,3 puntos y 8,3 créditos de valoración en los 20 minutos que ha estado sobre la cancha por partido.

Antes de recalar en el ‘Fuenla’ y además de vestir la camiseta de la selección de Croacia, la trayectoria de Popovic abarcó clubes como Zadar, Pamesa Valencia, Cibona, Efes Pilsen, Zalgiris Kaunas, Unics Kazan y Khimki. Casi nada.