El primer equipo femenino del Balonmano Getasur seguirá compitiendo la próxima temporada en la División de Honor Plata, segunda categoría del balonmano femenino nacional, al empatar en su visita al Sanse (24-24) y gracias a que el Málaga Norte, equipo con el que se jugaba la permanencia, sucumbió en su visita al Jesmon Leganés (31-20).

El partido ante el conjunto sansero resultó tremendamente equilibrado de principio a fin, si bien el Getasur nunca fue capaz de ponerse por delante en el marcador. En cualquier caso, su defensa 6-0 y la gran actuación de la guardameta Andrea Viña evitaba que las locales alcanzasen sus habituales registros goleadores.

Al descanso se llegó con 13-11 favorable al Sanse, pero las getafenses lograron neutralizar finalmente esta desventaja para establecer el definitivo 24-24. Ainhitze Etxeberria (9 goles) y María González (4) fueron las mejoras artilleras en esta ocasión del conjunto dirigido por Pedro Moreno, que a la conclusión del encuentro destacaba la consecución del objetivo “en una temporada dificilísima y en la que el equipo nunca ha perdido la cara imponiéndose ante los rivales más directos”.

Pese a las evidentes limitaciones del equipo, Moreno ensalzaba el hecho de que “nunca hemos bajado los brazos y las jugadoras han entrenado con entusiasmo a lo largo de toda la temporada. Este es un equipo sin grandes figuras, pero con un gran trabajo coral que nos ha permitido mantener la categoría”, remarcaba.

EL SEGUNDO EQUIPO FEMENINO ASCIENDE A 1ª NACIONAL

El éxito del primer equipo femenino manteniendo la categoría no fue el único del Getasur este pasado fin de semana, ya que el segundo equipo certificó su ascenso a Primera Nacional, tercera categoría del balonmano femenino nacional, tras proclamarse campeón de Segunda al imponerse en la última jornada de la competición al Tres Cantos (27-16) y superar de este modo en la clasificación al Virgen de Europa.